Valoración de una instalación de R-448A con la cooperativa CRVC, productora del champán Castelnau


El cambio por un fluido «verde» en el tanque de degüelle requiere la instalación de un nuevo grupo de producción de frío.

 

Con un fin ecológico, el departamento de calidad de la Cooperativa Regional de Vinos de Champaña (CRVC) continuó en 2015 su minucioso análisis de todos los procesos para sustituir las sustancias que tienen impacto en el medioambiente. Además de los disolventes utilizados para las máquinas de chorro de tinta que se revisarán, una inversión importante es, por ejemplo, el cambio de salmuera, fluido termoportador utilizado en la piscina de degüelle de la cooperativa.

 

La solución Green Ice® sustituye a la salmuera   

En la cooperativa se degüellan 8000 botellas por hora y este proceso es específico y crucial para la producción de champán. Consiste en eliminar el depósito que se acumula en el cuello de la botella después de la fase de trasiego.

 

Tras considerarlo minuciosamente, la CRVC eligió el fluido Green Ice® desarrollado por la empresa Champagel para la congelación de los cuellos de botella. Se trata de una solución 100 % vegetal a base de propanodiol 1,3 e inhibidores de corrosión. Una vez implantada la solución Green Ice® «el intercambiador del grupo frigorífico con R-404A no tenía un pinzamiento suficiente como para alcanzar temperaturas tan bajas como con la salmuera», explica François Royer, responsable de seguridad y servicios generales en CRVC.

 

El R-448A llama la atención por su eficiencia de intercambio térmico
Para afrontar a la falta de capacidad de producción frigorífica, la empresa Gayet, líder regional de ingeniería climática desde hace más de 40 años, presentó dos alternativas.


La primera solución con CO2 quedó descartada principalmente por presupuesto, pero también por motivos de seguridad y por no contar aún con suficiente feedback: «Nuestro sistema se encuentra en pleno centro de la empresa, donde hay empleados trabajando. No tenemos nada contra esta tecnología en un local al aire libre, pero primamos la seguridad por encima de todo», destaca François Royer.


La segunda solución era comprar una central frigorífica diseñada por el fabricante alemán TEKO, por su saber hacer en entornos industriales, un sistema dotado de un compresor de tornillo de la marca Bitzer y una alta presión flotante para optimizar el consumo de energía.

 

El refrigerante Solstice® N40 (R-448A) se eligió por su eficacia a baja temperatura y por su bajo PCA. «El tanque de degüelle es una parte fundamental del proceso de producción de champán. Era importante contar con una herramienta fiable que respondiera a las necesidades de nuestro cliente. Con el fluido R-448A disponemos de una tecnología controlada, segura y adaptada a las evoluciones reglamentarias», confirma Pierre Denault, jefe del departamento de mantenimiento de Gayet.


Ya lleva casi dos años en marcha y todos están totalmente satisfechos.
«Hemos ganado en productividad y la máquina frigorífica instalada consume menos energía que antes», concluye François Royer.

 

CRVC, la Cooperativa Regional de Vinos de Champaña

La CRVC, creada en 1962, ofrece a sus miembros una amplia gama de prestaciones adaptadas para ellos: desde la explotación de viñedos hasta el envío de botellas etiquetadas listas para su comercialización. La marca Castelnau es la abanderada de la cooperativa desde 2003.

Establecida en el centro de Reims, la cooperativa no ha dejado de invertir año tras año. Hoy la bodega tiene una capacidad de 123.000 hectolitros y en ella se pueden almacenar 29 millones de botellas.

La CRVC tiene 83 empleados y su cifra de negocio era de 51 millones de euros en 2016. Está certificada IFS/BRC, lo que le permite garantizar la calidad de los productos distribuidos en Europa y una seguridad alimentaria óptima con el fin de proteger a los consumidores y responder a sus exigencias.