Por qué la limpieza es importante para alcanzar los objetivos de eficiencia energética


Nuestra generación pasa un 90 % del tiempo en interiores: oficinas, colegios, hogares automóviles, trenes, aeropuertos, gimnasios... Eso puede afectar a nuestra salud, a nuestro bienestar y a nuestra productividad.

 

Este estilo de vida puede conllevar ciertos riesgos sanitarios según la contaminación del aire interior, la humedad, proliferación de mohos o una temperatura inadecuada. Cada vez más edificios disponen de sistemas de calefacción, climatización y ventilación para mejorar la confortabilidad del ambiente. Los aparatos HVAC-R diseñados para hacernos la vida más cómoda y segura consumen electricidad. Y con el aumento global de temperatura, las ventas de equipos de climatización se disparan. Se calcula que para 2050 la  demanda de electricidad se habrá triplicado. Por eso resulta esencial cumplir las normas de eficiencia de los sistemas termodinámicose.

 

¿Cómo ayuda Climalife a reducir la huella de carbono de la industria?

 

Ofreciendo soluciones y asistencia técnica para:

 

  • Mantenimiento y la limpieza regulares de los sistemas HVAC-R.
  • Aplicaciones específicas.
  • Reducir la degradación y prolongar la vida útil de las instalaciones. 

 

¿Por qué es necesario limpiar? 

 

La limpieza es importante para mantener la eficiencia energética de los sistemas HVAC-R, en particular la transferencia de calor (evaporadores y condensadores). Un proceso de limpieza apropiado permite eliminar los olores desagradables debidos a la acumulación de bacterias. Además impide el depósito de impurezas en los componentes.

 

¿Qué tipo de impurezas pueden afectar a un sistema HVAC-R?

 

Las impurezas son distintas en los componentes de interior y los de exterior. Los evaporadores situados en el interior de un edificio absorben la humedad del aire durante el proceso de deshumidificación. Polvo y otros contaminantes presentes en el ambiente se adhieren a las aletas del evaporador y van acumulándose con el tiempo. Los condensadores del exterior del edificio están expuestos a la suciedad, residuos y otros contaminantes atmosféricos como polen y semillas de plantas, grasas de humos y contaminación. Mientras el sistema está en funcionamiento, la suciedad se almacena en los condensadores y actúa como una barrera, lo que reduce la eficiencia de las aletas, ya que retienen una parte del calor expulsado.

 

El intercambio térmico óptimo de un condensador refrigerado con agua puede verse también afectado por la cal y otras impurezas presentes en el líquido. 

 

¿Cuáles son las soluciones de limpieza?

 

Un ‘todo en uno’ nunca será ideal porque los sistemas, componentes e impurezas son distintos. Por ejemplo, la suciedad del exterior, la acumulación de polvo del interior, o la grasa y la cal requieren diferentes tipos de limpiadores. Las distintas aplicaciones tienen también necesidades específicas, como la refrigeración industrial o comercial, las instalaciones domésticas o las de pequeño tamaño, así como los diferentes componentes del sistema, el evaporador, el condensador y tuberías o serpentines.

 

¿Cómo escoger el Frionett® adecuado?

 

Los productos de limpieza deben seleccionarse en función de distintos factores:

 

  • tipo de contaminantes/suciedad: detergentes alcalinos y ácidos
  • acción necesaria: limpieza y/o desinfección
  • aplicación: zona de contacto alimentario indirecto o no
  • ubicación y tamaño del sistema: productos concentrados o listos para usar

 

El proceso de limpieza  

 

  • Humedecer la superficie a limpiar con agua antes de aplicar el producto para que este penetre mejor.
  • Preparar la dilución en agua del producto concentrado siguiendo las indicaciones.
  • Tratar la superficie con el producto ya mezclado.
  • Dejar actuar durante el tiempo indicado en la etiqueta.
  • Aclarar con agua.
  • Si es necesario, repetir el proceso de limpieza. 

 

Climalife ha desarrollado la gama Frionett®

 

Los productos Frionett®, son fáciles de usar, muy eficaces en un tiempo de acción muy breve y cubren todas las necesidades en materia de limpieza.

 

frionettFrionett

 

 

Enfoque de aplicación

 

En el interior de los edificios del sector servicios hay muchos evapora-dores que limpiar, por ejemplo en los despachos. En este caso sugeri-mos utilizar el producto 1Frionett® Activ 5L concentrado, ue debe diluirse en agua al 25 % (1 vol. Frionett® por 4 vol. de agua).


La limpieza de un evaporador en un domicilio particular no requiere grandes cantidades de producto, por eso recomendamos utilizar 12Frionett® Evaporator Cleaner en espray listo para usar, que limpiará y desengrasará el evaporador. Frionett® Activ en espray listo para usar o Frionett® Activ Foam (para superficies verticales) pueden utilizarse también para limpiar y desinfectar el evaporador (Atención a la normativa local sobre biocidas).

 

Recomendamos  Frionett® Power Ultra n su versión concen-trada para condensadores industriales refrigerados con aire exterior, expuestos a impurezas, suciedad y contaminantes en suspensión en el aire. La dilución se realiza en una proporción de un volumen de pro-ducto por cinco de agua y la limpieza debe hacerse de abajo hacia arriba. Tras un tiempo de aplicación de unos cinco minutos, hay que aclarar la superficie con agua. Este producto es ideal también para desengrasar superficies como ventiladores, aletas y tubos donde las impurezas grasas hayan formado película.

 

Frionett® Condenser Cleaner concentrado es adecuado para la limpieza de un condensador pequeño. Hay que mezclarlo previamente con agua. También está disponible en espray listo para usar para un tratamiento rápido y eficaz.


Apropiado para intercambiadores de medio y pequeño tamaño (fan-coil, climatización VRF/VRV),Frionett® Coil Cleaner ermite efec-tuar una limpieza y desengrasado intensivos. Está disponible en versión concentrada y también listo para usar.


Frionett® Contact para limpiar, desengrasar y desinfectar zonas de tratamiento de alimentos. Viene listo para usar en bidón de cinco litros y puede aplicarse en superficies pensadas para el contacto indirecto con alimentos, como cámaras frías, estantes de frigoríficos y cocinas profesionales. El tiempo de acción necesario varía entre 15 y 60 minu-tos según el grado de suciedad y si es necesario desinfectar. Tras apli-carlo es obligatorio aclarar con agua potable las superficies tratadas. (Atención a la normativa local sobre biocidas.)


Los condensadores refrigerados con agua pueden verse afectados por la cal. Este tipo de impurezas se eliminaban antes con limpiadores áci-dos. Climalife recomienda Duonett® D7, un limpiador de base alcalina, seguro y eficaz para los sistemas y para los operarios técnicos. Según la cantidad de cal o suciedad incrustada la concentración puede variar de un 10 a un 50 % en volumen. 

 

Los resultados 


Además del resultado visual, el mantenimiento y la limpieza regulares de los equipos de climatización, calefacción o de energías renovables contribuyen a optimizar la eficacia y la eficiencia energética, lo que garantiza una mayor vida útil de los equipos. Y, por supuesto, ayudan a prevenir olores, obstrucciones, corrosión y proliferación microbiana.


Recomendamos realizar un proceso limpiador adecuado cada tres o seis meses como parte de un programa de mantenimiento regular. Una limpieza frecuente del sistema aumenta la fiabilidad y la eficacia (menos fallos) y protege a largo plazo, lo que redunda en tranquilidad para técnicos y usuarios.