Dispersant D y Desoxydant P, utilizados para limpiar a bordo y en tránsito el sistema de aire acondicionado de un barco de apoyo al buceo


Welch Refrigeration ha trabajado en refrigeración y climaitización en el sector marino durante décadas y su reputación le ha llevado por todo el mundo reparando los sistemas existentes mientras están en tránsito o, si es necesario, mientras los barcos están en el muelle.

 

 

Un buque de apoyo al buceo se dirigía al Trópico y luego a Australia. Llevaba unos 25 años trabajando en el Mar del Norte y estaba equipado con un refrigerador de agua empaquetado Stal-Levin.

 

Mientras trabajaba en el Mar del Norte, nunca hubo necesidad de hacer funcionar los tres sistemas de aire acondicionado a bordo, por lo que sólo habían utilizado dos. El fluido caloportador del sistema se había filtrado a un sistema de refrigeración que no se utilizaba y olvidado allí durante varios años, por lo que, como era de esperar, los componentes internos se habían corroído mucho y había pruebas de material incrustado.


El buque necesitaría este tercer sistema en funcionamiento antes de entrar en los climas más cálidos de los trópicos y, una vez en Australia, estaría obligado por su legislación a mantener a la tripulación y a los trabajadores a una temperatura constante.


Gary Welch, propietario de Welch Refrigeration, consultó a Climalife, su proveedor de refrigerantes, para saber si había algo que pudiera limpiar el sistema internamente o si iba a ser necesario instalar un nuevo equipo, lo que preocupaba a su cliente por el coste.

 

Gary sugirió dos productos Climalife adecuados y su cliente aceptó probarlos:

 

 

 

  • Desoxydant P: Un detergente ácido para desincrustar y desoxidar las superficies metálicas de los sistemas de refrigeración.

 

  • Dispersant D: Elimina los óxidos metálicos y los sedimentos incrustados que suelen utilizarse en los sistemas de transferencia de calor.
 

 

LOS TRABAJOS:

 

Gary Welch se incorporó al barco cuando este atracó en Peterhead y trabajó en el sistema de refrigeración durante su viaje a Singapur.

 

Se aislaron las tuberías del sistema y se utilizó primero Desoxydant P. Tras consultar la ficha técnica del producto antes de utilizarlo y diluirlo, las siguientes imágenes muestran la cantidad de lodo y material incrustado que se desprendió.

 

Unidad empaquetada Stal-Levin durante la limpieza.

   

Lodos que regresan tras el lavado con Desoxydant P.

A continuación, el sistema se lavó con Dispersant D, y se vieron cantidades de material de tipo sólido que también se muestran en las imágenes.
 

Después de la primera limpieza del tambor de sobrepresión.

   

Material incrustado eliminado.

 

Generalmente es difícil ver el efecto que pueden tener algunos de estos productos químicos de limpieza, pero Welch Refrigeration utilizó una cámara interna que mostró la cantidad de óxido antes y después en una tubería en particular. Aunque las fotos están un poco borrosas, el efecto puede apreciarse:

 

Cámara interna que muestra los depósitos de óxido.

   

Después de la limpieza.

 

Una parte concreta del sistema causó un problema a Welch Refrigeration: la válvula de cierre de la descarga se había oxidado.  La válvula se empapó en Desoxydant P durante aproximadamente 24 horas y el efecto químico puede verse en las fotos del antes y el después de este caso práctico. Una vez reparada se pudo volver a colocar la válvula..

 

Válvula de descarga solidificada.

   

Válcula después de la limpieza.


Nota: Estos productos se utilizan generalmente en sistemas caloportadores, pero el sistema que había que limpiar era para un circuito de refrigerante muy corroído. Después de la limpieza, el sistema se secó completamente y se puso en vacío total antes de reintroducir el refrigerante.

 

CONCLUSIÓN
El sistema limpiado volvió a ser totalmente funcional y estuvo de nuevo en servicio a tiempo para que el barco entrara en el Trópico, listo para proporcionar el aire acondicionado necesario.