Conozca el estado real de sus instalaciones con los análisis periódicos de Climalife


El personal especializado debe llevar a cabo un análisis Climalife:

 

  • Cuando se encargan del mantenimiento de instalaciones, para conocer su estado interior;
  • Para llevar a cabo un mantenimiento preventivo;
  • Para detectar anomalías durante el mantenimiento correctivo;
  • Cuando deben proporcionar información como expertos en litigios.

 

Análisis de aceites 

La lubricación es uno de los principales factores para asegurar que la instalación funcione correctamente. La realización de un análisis es la única manera de determinar el nivel de calidad de un lubricante en el marco de un mantenimiento preventivo o correctivo.

La contaminación del aceite es el reflejo de anomalías en la instalación y el compresor. La interpretación de los resultados le informa del estado general de ambos.

 

Análisis de caloportadores 

Los análisis de los fluidos refrigerantes secundarios/caloportadores, permiten realizar un «chequeo sanitario» de su instalación en cuanto a estos fluidos, comprobar la protección contra la congelación de una instalación (especialmente importante antes del invierno) y contra la corrosión.

Además indican el envejecimiento del circuito detectando la presencia de elementos desgastados.

Y en ciertos casos el análisis también puede permitir identificar la base del caloportador contenido en la instalación (MEG/MPG).

 

Análisis de gases refrigerantes

Los análisis de los fluidos refrigerantes permiten no solo comprobar la contaminación del gas en la instalación, sino también su acidez o su contenido de agua. Esto es muy útil para el mantenimiento, porque los análisis periódicos permiten poner en práctica una verdadera prevención para evitar las averías.

 

Consulte aquí nuestra gama completa de análisis.