Prestobul Max mejora la localización de fugas con el método de las burbujas


Prestobul Max se presenta en latas de aerosol de 400 ml y permite detectar fugas en instalaciones de refrigeración, de climatización y de aire acondicionado, así como de sistemas que contienen fluido refrigerante o gas a presión.

 

Cuando existe una fuga se forman burbujas visibles en la zona de la fuga y así el técnico puede localizarla rápidamente.

Este nuevo producto denominado Prestobul Max ha sido probado sobre el terreno por frigoristas y técnicos de climatización que avalan sus ventajas.

 

¿Cuáles son las mejoras del producto?

 

  • Una nueva fórmula, de color blanco, con una formación de burbujas más rápida, incluso en fugas pequeñas.
  • Un aerosol de mayor capacidad (400 ml en lugar de los 250 ml de antes);
  • Un difusor de dos posiciones que lo hace más preciso y permite el uso con o sin tubo capilar. El tubo capilar va integrado en el difusor y no se desprende. La empuñadura del difusor mejora la ergonomía.

 

¿Cuál es el resultado?

 

Prestobul Max es un producto indispensable en el día a día, no tóxico, no corrosivo, no inflamable y biodegradable.

Es apto para fluidos refrigerantes y gases de todo tipo salvo oxígeno, comburentes y gases de alta pureza.

Más ergonómico, eficiente y fácil de usar, ayudará a los técnicos en la localización de fugas.

 

Modo de empleo

 

Pulverizar manteniendo el envase en posición vertical y situando el extremo del tubo capilar sobre los componentes que se van a comprobar. En caso de fuga, las burbujas se formarán inmediatamente.