Normativa actual relativa a los fluidos A2L


Fuente: Respuestas a las preguntas formuladas durante el webinar A2L del 28 de mayo de 2020 organizado por Climalife en asociación con Tecumseh y Honeywell.

 

Pascual López – Técnico comercial Climalife
Artur Gatell – Sales manager Tecumseh Europa
Davide Refosco – Business development manager Honeywell refrigerants

 

 

¿Cómo se legaliza un sistema frigorífico con A2L?
Antes de nada hay que tener en cuenta que:
1.- Quedan excluidos del ámbito de aplicación del nuevo Reglamento de Seguridad de Instalaciones Frigoríficas (RSIF) los sistemas de refrigeración compactos (sistemas portátiles de acondicionamiento de aire, frigoríficos y congeladores domésticos, etc.) con carga de refrigerante de la clase A2L inferior a el resultado de aplicar el factor 1,5 a m1 [m1 = LII × 4 m3].  Ejemplos: 2,54 kg de R-455A  o 1,86 kg de R-32.

2.- A las instalaciones y sistemas de refrigeración no compactos con carga de refrigerantes de la clase A2L inferior al factor 1,5 por m1 [m1 = LII × 4 m3]  (Ejemplos: 2,54 kg de R-455A o 1,86 kg de R-32) se les aplicará única y exclusivamente lo establecido en el artículo 21.6 del RSIF, que dice: «La empresa que realice la instalación deberá entregar al titular del sistema o instalación la siguiente documentación:

    • Un certificado en el que figuren los datos de la empresa instaladora, el fabricante, modelo, año, número de fabricación, carga, denominación y grupo del refrigerante empleado, así como las actuaciones realizadas, según el modelo que figura en el libro registro de la instalación, apéndice I de la IF-10.
    • Un manual de instrucciones.»

Las instalaciones con refrigerantes A2L están clasificadas en el Reglamento como instalaciones de nivel 2, pero pueden ser instaladas por empresas instaladoras de nivel 1 cuando: 

  • no tengan ningún sistema con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW,
  • o la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos, de todos los sistemas, no excede de 100 kW y que no enfríen ninguna cámara de atmosfera artificial,
  • y siempre que no se sobrepasen los límites de carga según se establecen en las tablas A y B del apéndice 1 de la IF-04
  • o en caso de sobrepasarse, si un técnico titulado competente documenta que se trata de una zona de extensión despreciable (ED) según la norma UNE-EN 60079-10-1.

En resumen: Teniendo en cuenta los sistemas con pequeñas cargas tratados previamente (exentos de cumplir con el RSIF o legalizables entregando el manual de instrucciones del equipo y un certificado de instalación), se podrán realizar y legalizar instalaciones con refrigerantes A2L cumpliendo lo referido a las potencias eléctricas de los compresores tal y como sucede con los fluidos A1, siempre y cuando no se sobrepasen los límites de carga que marca el Reglamento.  

 

¿Cuando es necesario tener el nivel 2 como empresa instaladora?
Es necesario tener nivel 2 como empresa instaladora para poder realizar instalaciones de nivel 2, que son instalaciones

  • formadas por uno o varios sistemas frigoríficos independientes entre sí con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW en alguno de los sistemas,
  • o que la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos exceda de 100 kW,
  • o que enfríen cámaras de atmósfera artificial,
  • o que utilicen refrigerantes de media y baja seguridad (L2 y L3).

Hay que destacar que equipos con refrigerantes de clase A2L podrán ser instalados, mantenidos y desmontados por empresas frigoristas de nivel 1 cuando:

  • no tengan ningún sistema con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW,
  • o la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos, de todos los sistemas, no excede de 100 kW
  • y que no enfríen ninguna cámara de atmosfera artificial,
  • y siempre que no se sobrepasen los límites de carga según se establecen en las tablas A y B del apéndice 1 de la IF-04
  • o en caso de sobrepasarse, si un técnico titulado competente documenta que se trata de una zona de extensión despreciable (ED) según la norma UNE-EN 60079-10-1


¿A partir de cuándo tendrán que utilizarse solo refrigerantes A2L?
En realidad no hay obligación de utilizar refrigerantes A2L, pero la legislación, y en concreto la normativa europea F-Gas (517/2014), encamina a emplear fluidos con un PCA lo más bajo posible.

 

Por un lado, con la “Phase Down” (la restricción escalonada en la producción de gases de efecto invernadero), al haber restricciones por toneladas equivalentes de CO2 (=PCA) pero las mismas necesidades, o incluso cada vez mayores, para el mercado de la refrigeración y la climatización, hay que utilizar refrigerantes con PCA lo más bajo posible. Por otro lado existen ciertas prohibiciones añadidas de comercialización de equipos cargados con ciertos refrigerantes según su PCA.

 

Los fluidos con un PCA inferior a 150 esquivan la normativa, y además están libres de la tasa (el IGFEI) a los gases fluorados en España.


Conclusión: La reglamentación nos indica que debemos utilizar refrigerantes con PCA por debajo de 150, y eso nos encamina a utilizar ya refrigerantes A2L, u otras alternativas, evaluando para ello el sistema y refrigerante a utilizar y sus impactos económico y medioambiental, tanto en el momento de la inversión inicial y puesta en marcha como de toda su vida útil.

 

Volver a ver el webinar sobre fluidos A2L completo en nuestro canal de YouTube.