El binomio "Greenway® Neo / CO2" sustituye al R-22: Una primera experiencia exitosa para HENKENS Frères S. A.


Los maestros charcuteros Aubel, comprometidos desde hace años con una política de desarrollo sostenible, han decidido renovar sus instalaciones frigoríficas e invertir en un nuevo sistema de refrigeración indirecta. Llegó la hora de reemplazar sus instalaciones frigoríficas de R-22 por congeladores y túneles de congelación en su principal planta de producción, ubicada en Aubel, Bélgica.

 

La empresa familiar Detry, posicionada como la tercera más importante en el mercado belga de la charcu­tería, tiene una premisa: «Mantenerse fiel al producto dando prioridad al sabor y la calidad de los ingredientes». 

 

Aubel es la marca insignia de los productos de esta compañía funda­da en 1963. La calidad, según Detry, reside en las buenas condiciones de la cría del ganado y su alimentación, del respeto por el animal, del saber hacer de su plantilla, de la gestión regular de sus inversiones y de escuchar al consumidor.

 

Una primera experiencia exitosa para Henkens Frères

 

Detry acudió al instalador Henkens Frères, sociedad polivalente que ofrece una expe­riencia muy apreciada en la región en ámbitos como la refrigeración, los equipamientos térmicos y la calderería industrial para el sector agroalimentario, para pedirle que instale un sistema de CO2 y mantenerse en consonancia con los valores de la empre­sa.

 

Después de estudiar el caso, Henkens Frères recomendó una solución innovadora y duradera y optó por una central Advansor transcrítica de CO2 combinada con el caloportador de origen vegetal Greenway® Neo, fabricado y distribuido por Climalife, que asegura la descongelación en concordancia con la recuperación de energía para la producción de agua caliente sanitaria.

 

Implementación sin interrumpir la producción en Detry

La central transcrítica Advansor, con una potencia de 180 kW, está protegida en el tejado y equipada con un refrigerador refrigerador de gas con un sistema de regulación de frecuencia variable de Danfoss que funciona a -38 °C / +40 °C. Cargada con 250 kg de CO2, la central alimenta un congela­dor con un volumen de 4800 m3 para el almacenamiento de 500 t de carne y un túnel de refrigeración dotado de tres ultracongeladores.

 

En total se han instalado siete evaporadores de marca Güntner, que presentan la ventaja de tener un doble circuito, de los cuales uno está dedicado al caloportador Greenway® Neo para la descongelación.

 

«Además de la recuperación de energía, el atractivo de esta instalación es que produce cierta masa de Greenway® caliente para poder descongelar los siete evaporadores si es necesario. Dos veces al día se acumula energía suficiente en un recipiente de 750 l. El CO2 permite sin problema las altas temperaturas y por tanto facilita el almacenamiento de la energía si utilizamos el Greenway® a 50 o 60 °C. Un sistema de regulación con válvula de tres vías redistribuye la solución Greenway a 25 °C», explica Joseph Toussaint, responsable de mantenimiento en Henkens Frères.

 

Y Gérard Struvay, responsable de refrigeración en la empresa, agrega: «El cliente desea una instalación con CO2 como parte de su enfoque medioambiental. Generalmente utilizamos sistemas de amoniaco con agua glicolada en nuestros procesos industriales, por lo que hemos buscado la mejor solución para responder a las exigencias medioambientales. Seguimos muy de cerca los avances tecnológicos del CO2 desde hace años porque queremos estar en consonancia con las necesidades del cambio de fluidos frigorígenos de los clientes, y para ello capacitamos a tres de nuestros técnicos en R-744».

 

Struvay continúa: «Hemos vivido algunas situaciones delicadas en el mercado, y por nuestra experiencia en la descongelación por gas caliente con el R-22, el NH3 y por agua caliente con recuperación de calor, finalmente decidimos optar por la descongelación a base de agua con intercambiador y el Greenway® Neo -55, porque es el único caloportador de base vegetal aprobado para alimentación que puede alcanzar los -50 °C manteniendo la viscosidad correcta. Por eso consideramos que en estas circunstancias la descongelación por gas caliente con el CO2 no era apropiada». 

 

La instalación se llevó a cabo en paralelo con el antiguo sistema con el fin de no interrumpir la producción. En total se han distribuido por toda la red 2.200 litros de Greenway® Neo.